Pizza : historia de la pizza



Orígenes de la pizza: Egipto, Grecia, Roma
El siguiente texto podría ser una total mentira, la fuente es de incierta calidad.

La pizza tiene tres mil años de historia. Por lo que existiría desde antes del nacimiento del "cristo" occidental (conocido como Jesus)

Todas las civilizaciones, se puede decir, han conocido distintas formas de hogazas, aplastadas y semejantes que tenían, en el amasijo constituido de harina de varios cereales, agua y los más variados condimentos, una fuente de nutrimiento fundamental en la alimentación humana.

La antigüedad más cercana a nosotros, la que vio el florecer de las civilizaciones que se asomaban sobre el Mar Mediterraneo, ofrece por tanto una gran mies de ejemplos de los que pueden ser considerado los antepasados de la pizza que nosotros conocemos.

Del Egipto a la Grecia clásica a la antigua Roma y Pompei es por tanto todo un engendrar comidas que recuerdan por composición y cocción la pizza. En el antiguo Egipto era costumbre noto celebrar el cumpleaño del Faraón gastando una aplastada condimentada con hierbas aromáticas. Erodoto transmite unas recetas babiloneses y en el VII siglo A.C. Archiloco, el poeta-soldado, en unos versos nos informa que tiene su "hogaza amasada" en la lanza, alimento principal del soldado.

La Grecia clásica pues enseña una gran mies de ejemplos que volven a conducirnos a la pizza, o por lo menos a una versión "arquetipal"de ésta: amasadas y hogazadas de vario género se enseñan como alimento difuso y popular en toda la antigüedad clásica.
Numerosos son los testimonios de escritores griegos en lo que se refiere a los diversos tipos de "pizza", la denominada "maza" en griego antiguo: testimonios que puntualmente encontramos en el mundo latino y en la Roma antigua donde entre las otras versiones
fermentadas y no fermentadas de esta hogazada hallamos la "placenta" y la "hoffa" preparada con agua y cebada, el cereal que está a la base de la alimentación de los pueblos latinos.

La pizza, aunque no quieremos creer a otras fantasias sobre su origen, se presenta como una comida típica de las culturas que historicamente se han asomado sobre la cuenca del Mar Mediterraneo. Y en una de las reinas del Mar Mediterraneo, Nápoles, ésta hallará su patria y el punto de salida de una difusión que se puede definir planetaria.

La Edad Media.

Numerosos son los indicios de esta comida, que en el curso de los siglos se acerca siempre más a la forma actual, también en época medieval y renacimiental, vacilando entre gusto aristocrático y consumo popular, entre los banquetes reales y la mesa del pobre: la palabra "pizza" ya está atestiguada en época altomedieval y en los siglos siguientes se descubren distintas formas locales de esto término que indican variaciones culinarias, desde el dulce al salado, y diferentes métodos de cocción.

Los longobardos, bajados en la Italia del Sur después de la caída del Imperio Romano, habían traido las búfalas que, encontrado sus ambiente ideal entre el Lazio y la Campania, abastecerán la leche para la creación de la mozzarella.

Y en época moderna el descubrimiento del NuevoMundo llevará en Europa un elemento principal de la pizza sin el cual esta no podría existir: el tomate.

Después de las iniciales desconfianzas, el tomate ingresó triunfalmente en la comida italiana, y en la comida napolitana en particular. La pizza beneficiará de esto acercandose siempre más a la forma que nosotros hoy conocemos.

La pizza entre '700 y '800.

Pero es entre '700 y '800 que la pizza se consolida siempre más como una de los platos de la comida napolitana preferidos del pueblo, volviendo a ser uno de los más importantes de la tradición culinaria de esta ciudad: y se empezan a definir las características de la pizza y de los lugares diputados a su confeccionamento, las pizzerías.

En el '700 la pizza se confecciona en hornos a leña para ser vendida en las calles y en las callejas de la ciudad: un aprendiz que llevaba en equilibrio sobre la cabeza la estufa, consignaba directamente a los adquirientes las pizzas, ya confeccionadas con diferentes ingredientes y condimentos, y las llevaba comunicando su llegada con características llamadas.

Entre el '700 y el '800 tiene éxito el costumbre de saborear la pizza en estos hornos además de en las calles o en casa, como testimonio del creciente favor que tenía esta comida que ya estaba entre los platos favoritos de la alimentación del pueblo napolitano: nace la pizza en la forma que nosotros conocemos y se definen también las características "físicas" y "ambientales" de la pizzería que hoy nosotros conocemos.

El horno a leña, el banco de mármol donde se confecciona la pizza, la estantería donde están los ingredientes que serán componentes fundamentales de las diferentes variedades de pizza, las mesas donde los adquirentes la comen, la exposición externa de pizzas por los pasajeros: todos elementos que todavía hallamos en las pizzerías napolitanas.

Nacen las primeras dinastías de pizzaceros napolitanos: en el 1780 se funda la pizzería "Pietro...e basta così" (Pietro...y basta asì) cuya tradición después de dos siglos todavía continua gracias a la Antigua Pizzería Brandi.

Entre gusto aristocrático (el Rey Ferdinando II de Borbone gustaba verdaderamente las pizzas de " 'Ntuono Testa alla Salita S.Teresa " ) y también el más convicto favor popular, la pizza se afirma como plato diario, comida y cena del pueblo napolitano.

Durante todo el '800 todos los pizzaceros, ambulantes y no, siguen a proveer los napolitanos de las más diferentes calidades de pizza, para todos los bolsillos, y la pizza entra definitivamente en el folklore del pueblo napolitano volviendo su icono.

Testigos y memorialistas de los costumbres del pueblo napolitano, pero también escritores y músicos desde Matilde Serao hasta Salvatore Di Giacomo y Libero Bovio y Raffaele Viviani, no faltan de registrar y celebrar la presencia de este alimento en la vida del pueblo.

Después del Borbone también los nuevos reyes de Italia, los Savoia, enseñaron de gustar la pizza napolitana: y no solamente, porque dejaron huella de ellos mismos en la historia de la pizza.

La Antigua Pizzería Brandi conserva hoy todavía un documento firmado por el "devotissimo Galli Camillo, capo dei servizi di tavola della real casa" (devotísimo Galli Camillo, jefe de los servicios de mesa de la casa real) en el Junio 1889, en el cual se agradece S.G. raffaele Esposito , de la pizzería "Pietro...e basta cosí", por las calidades de pizza, entre las cuales la afamadísima tomate y mozzarella, confeccionadas por Su Majestad la Reina, y que, como subraya el texto, fueron gratísimas.

La pizza tomate y mozzarella fue pues bautizada "Pizza Margherita" por el pizzacero Raffaele Esposito, nombre con el cual hoy todavía esta pizza está universalmente conocida.

El principio del nuevo siglo ve la pizza lista para su difusión en la nación y en el mundo, más allá de los confines napolitanos, la pizza ha conquistado consentimientos de la Europa hasta el Japón, volviendo, y no es una exageración, patrimonio de la entera humanidad.

Breve Historia de la pizza

Es presumible que este delicioso plato italiano sea uno de los más masivos y apetecidos en todo el mundo. ¿Quién no ha probado alguna vez una de sus variedades? Este artículo narra cómo surgió este plato y su desarrollo a lo largo de la historia de la humanidad.

La pizza puede definirse como una masa redonda y plana que se hornea y que en su parte superior puede tener queso, jamón, tomate y también otros ingredientes, como carne, pescado e incluso otros aún más novedosos como la piña. Pero ¿dónde surgió realmente? Aunque tú no lo creas, las primeras pizzas (aunque no tenían ese nombre) surgieron en la cuenca del Mediterráneo. De hecho existe documentación de que en Egipto agasajaban a los faraones en su cumpleaños ofreciéndoles una masa de éstas características con hierbas aromáticas.
En Grecia también existen datos al respecto: a la pizza le denominaban "maza", que contó con gran diversidad de ingredientes. Cuando posteriormente al Imperio Romano se anexó Grecia, la tradición perduró y en latín la pizza comenzó a llamarse "placenta" o bien, "hoffa" (cuando esta masa se preparaba con agua y cebada). Poco a poco se establecería su lugar de origen, Nápoles.
El queso mozzarella, ingrediente fundamental de toda pizza, fue introducido en la Edad Media, gracias a los longobardos, pueblo indoeuropeo que tenía como alimento fundamental la leche de búfalo, que les permitió producir el queso. De esta forma, la pizza se fue masificando en la Alta Edad Media. Ésta se servía tanto en la mesa de los reyes como en las familias más humildes.
El descubrimiento de América permitió agregar otro elemento fundamental a la pizza: el tomate, que hasta ese momento era desconocido para los europeos y por esto mismo fue en un principio motivo de temor, porque se creía que eran "manzanas venenosas", pero con el tiempo la desconfianza se disipó.
Entre los años 1700 y 1800, la pizza se consolidó como el plato típico de la localidad italiana de Nápoles, por lo que surgieron las primeras pizzerías, patrocinadas por los jefes de las grandes proles napolitanas.
Las primeras pizzerías se ubicaban en las calles de esta ciudad. Se caracterizaban por tener un gran horno a leña generalmente de mármol y contaban con una estantería donde se exhibían los ingredientes que la gente podía escoger para acompañar sus pizzas. Con el desarrollo de la modernidad, las técnicas para preparar las pizzas poco a poco se fueron mecanizando, además, se pudieron introducir nuevos ingredientes, los cuales permitieron ampliar la gama de sabores lo que hace suponer que son muy pocas o combinaciones posibles. inexistentes las personas que en este mundo no disfruten una de las tantas.

Pizza y Salud

La pizza puede ser considerada el alimento principal de la dieta mediterránea y es sin duda el más conocido universalmente.

Los ingredientes de la Pizza Margherita, por ejemplo, el tipo de pizza más difuso, son en efecto los típicos de la dieta mediterranea; harina de cereales, agua, aceite de aceitunas, tomate y mozzarella tierna.
Ingredientes que pueden aumentar y variar según el tipo de pizza que comemos.

Históricamente la pizza siempre ha estado (y todavía está) considerada un plato único, por lo menos de las clases populares para las cuales una pizza representaba comida y cena, necesaria y suficiente.

Pero ahora examinemos lo que toma parte en la composición de la Pizza Margherita.

Cereales: carbohidratos complejos derivados de la harina, de más lenta absorción que la de los carbohidratos sencillos como los azúcares, sacian y abastecen energía constante sin gravar sobre el aumento del interés de glucosa. Pues neutralizan el hambre y limitan la solicitud de otra comida permitiendo el adelgazamiento. La pasta de la pizza contiene ácidos amínicos en modo igual a la carne.

Aceite de aceitunas extravirgen: el graso más noble y sano, mediterraneo por excelencia. Es rico de HDL ( colesterina que favorece la limpieza de las arterias) y de vitaminas A, D, E, K.
Mozzarella: la mozzarella (como todos los quesos) es rica de lisina y metionina o bien proteínas animales contenidas en el queso.
Tomate: importante fuente de vitaminas que contribuice notablemente al aportación vitamínico de una buena pizza.

Ahora examinemos en breve unas propiedades de los olores, indefectibles compañeros de la pizza:
la albahaca, con su característico olor y sabor que todos los amantes de la pizza conozcon bien, tiene propiedades antisépticas y antidispépticas. Es además antiinflamatoria y ayuda la digestión.
Las propiedades benéficas del ajo son conocidas y científicamente reconocidas: tenemos en efecto que recordar que éste es un antiséptico intestinal, un cardiotónico y que tiene propiedades diuréticas y antiscleróticas.

Y en fin hay el orégano también, otro olor principal de la pizza napolitana. Es un expectorante: pues combate tos, bronquitis y traqueitis. Éste también versatilísimo,
estímula el apetito y obra como antidoloroso para tortícolis y reumatismos.

Los beneficios para la salud datos por una dieta mediterranea están ya afamados: recordaremos solamente que ésta ayuda a luchar contra numerosas enfermedades típicas de nuestros tiempos como la arteriosclerosis, el infarto y la hipertensión.

La pizza contiene un elevado contenido de proteínas, una notable cantidad de hierro y las vitaminas B1 y PP. Évita la formación de ácido úrico, no engorda y es más digerible de otras comidas gracias a la acción desenrollada por los almidones.

La pizza es por eso alternativa al consumo de carne y es un plato único que, integrado con fruta y verdura, puede satisfacer casi completamente lo necesario alimentar diario del cuerpo humano.

El día internacional de pizza punk: 26 de diciembre
el siguiente texto está basado en el publicado en el sitio eroding.co.uk y otros sitios webs
ha sido traducido al español (parcialmente) por punksunidos.com.ar

Hay una fecha mundial que reemplazará la navidad: es el día internacional de la pizza. La fecha de la celebración es el 26 de diciembre, donde todas las naciones del mundo unen sus pizzas. Desde hace mas de seis años algunas personas de Suiza, Escocia, Inglaterra, Estados Unidos, Nueva Zelanda y todo el mundo han reemplazado el día festivo de Navidad con el Día Internacional de Pizza Punk, se celebra el 26 de diciembre.

Todo comenzó en 1996, año en el que la navidad cristiana fue reemplazada por un festejo que tiene como eje central el apoyo mutuo y la cooperación.

Pequeñas células actúan en sus respectivas zonas (preparando pizzas veganas de acuerdo con los principios anarquistas) para comenzar una red de resistencia pizza-punk global. Las fronteras de las naciones se derriten como queso. Es un día en el año en el que todo el sistema tambalea.

Armados con sal y el libro de cocina cultural D.I.Y. (Hazlo tu mism@) junto con el movimiento punk el día internacional de la pizza surge contra los apetitios restringidos del consumismo, los sectarismos, la alienación, etc.

Qué hacer

Asegurate de que tu agenda este al tanto, el 26 de diciembre es el Día internacional de la Pizza Punk.

Decile a tus amigos y familiares, vecinos y los chicos de tu escena local, a todos los que te presten el oído.

Informate sobre la cocina vegana, un arte ancentral.

Si no hay en tu zona un festejo (hacer y comer pizza) ¡organiza uno!

La clave para organizarla es que todos lleven un poquito (método llamado "vaquita" o "polla" y en inglés "potlatch") donde todos llevan algo para la cena, otros pueden ocuparse de los ingredientes. Básico: tomates, cebolla, hongos, pimienta, harina, levadura, ajo (mucho), hierbas, especias, etc.

Cada uno puede llevar una sartén, cuchillos, platos, instrumentos para cocinar y claro, una de las cosas mas importantes es el equipo de música o el grupo que va a hacer mover un poco la noche a su ritmo.

Horno o parrilla.

Cantidades generosas de alcohol y puede que algún que otro porro para el momento de preparación de la pócima. Esto del porro es una influencia de las tradiciones ancestrales cannábicas que lo consumían durante el período de amasado. Para los straightedgers obviamente, variedades de jugos a gusto. Hielo (si es verano, se calienta la bebida) y claro: cassettes, discos, cada uno puede llevar algo para enfiestarse.

En unión comunal el espiritu DIY prevalecerá, la gente comparte sus recetas, habilidades, intercambian trucos y datos sobre la cocción o preparación de la pizza, se ayudan y enharinan todos para después lavar rapidamente. La gente se conocerá mucho mas después de esta primera instancia y ya podemos hacer circular algunos tragos. Puede que sea bueno que haya unas personas que hagan la pizza con anterioridad a la reunión, así las masas ya estan listas cuando llega la gente con los condimentos.

El día Internacional de la Pizza Punk la división entre protesta y placer, entre insurrección total y festejo se desmantelan mientras cocinamos la pizza de nuestros deseos.

Enlaces relacionados

http://www.eroding.org.uk/pizzapunx.htm (Reino Unido)

Volver al principio de la página

Pizza conmigo según Alfredo Casero + letra de la canción.

La mentira que los Chorros de la villa cantan por la tele se contrapone con el semiólogo Vaporesiano Anton Kacca, que dice que los verdaderos chorros no abren la boca y mucho menos ponen el pecho al pedo por la tele. La canción es coreada por chorros absolutamente legítimos y no por meros ladrones de garrafas, lo acompañan, los alumnos de la escuela Raggio, para demostrar un universo, que no sólo redime al chorro que sabe chorear, sino que apoya a los pibes que quieren hacer las cosas bien. Los chorros no trabajan contra la belleza, y los alumnos, estudian ebanistería.
Los chorros no quieren que sus hijos roben, y se la bancan callados. No le dan sentido a su vida, asustando viejitas...
A ninguno de estos chorros les gustaría, como lo hacen los chorros berreta, que sus hijos caigan muertos boludamente, por apretar una caja en una casa de empanadas en Banfield. Esta canción es tribal, está pensada para cantarla en ronda y a los gritos, y se le puede cambiar la letra, a gusto de la muchachada. Ideal para el vino, y el calor excesivo, es una canción de verano, y puede manguerearse la gente, mientras la canta. El faso puede descontrolar, gran peligro de vómitos en masa.

Acordeón: Sebastián Schachtel
Bajo eléctrico, sampler y teclados: Juan Blas Caballero
Guitarra eléctrica: Sergio Licewski
Guitarra leslie: Sebastián Schon
Arreglos y programación: Sebastián Schon y Juan Blas Caballero
Coros: Nico Posse, Alfredo Casero, Quito Gato, Juan B. Caballero, Dario Tombari,
Eve y Sra. K

PIZZA CONMIGO 4:03
Nicolás Posse- Mirta Ramírez- Alfredo Casero

Siempre te encontré
Una vez estabas sentada ahí
Y a mí me encantó que estuvieras sentada ahí
Porque yo pasé por ahí, y te ví
Ahí nomás
Agarré y te pregunté (a vos)
Que cómo andabas, "bien", dijiste
Y después yo te pedí que vinieras a comer un cacho de pizza conmigo

Pizza conmigo,
Pizza conmigo,
Si querés de fugazzetta, si querés de muzzarella
La que vos quieras, porque yo, no me cago cuando pido,
y pido pizza
Yo pido cualquier pizza
De anchoa, de muzzarella, con palmitos, jardinera
Con ananá, con dulce de batata, con cualquier cosa que le quieras poner
Con banana o con papas fritas,
si querés un pedacito de ajises en vinagre
O por qué no, también, con berenjenas, si cuando puedas después te hacés un
enema

Pararí pararí patuteira, bup, prrbupipupipi
Y espero que entiendas que mi corazón no es una bocina que tú tocarás cada vez
que estés cerca de una bocacalle o cuando se te ocurra
Ricarda...
Ricarda ...

Pizza conmigo,
Pizza conmigo,
Si querés de fugazzetta, si querés de muzzarella
La que vos quieras, porque yo, no me cago cuando pido, pido pizza
Yo pido cualquier pizza
De anchoa, de muzzarella, con palmitos, jardinera
Con ananá, con dulce de batata, con cualquier cosa que le quieras poner
Con batatas o con papas fritas, si querés un pedacito de ajises en vinagre

Yo como pizza porque a vos te gusta
Yo toda la vida tuve que soportar a mi mamá que me daba vegetales
Porque ella cagaba casi entero, no se dio cuenta que siendo vegetariana crió un
ícono bailantero

Pizza conmigo
Pizza conmigo
Pizza conmigo
Pizza conmigo

Historia de la pizza en el mundo


Etimología de la palabra pizza

Según el Nuovo Dizionario Etimologico della Lingua Italiana, de Zanichelli, la palabra "pizza", que se utilizaba en el 997 en latín medieval de la ciudad de Gaeta y posteriormente fue hallada en el pueblo de Penne D'Abruzzo en el 1195, procede de Alemania. En el antiguo alemán bizzopizzo (Bissen en el idioma alemán actual) significaba mordisco, trozo de pan. En el siglo XII pizzo se convierte en pizza e indica "un pequeño pan redondo y tierno", típico de los pueblos lombardos.

Sin embargo, los panes planos son una tradición por todo el Mediterráneo. Quizá de antiguo origen Persa, este pan fue introducido en la Magna Grecia (Italia meridional) por los primeros colonos griegos. En el siglo III adC, la primera historia de Roma, escrita por Catón el Viejo, menciona una «masa redonda aderezada con aceite de oliva, hierbas y miel, horneada sobre piedras». Se han encontrado posteriores evidencias que datan del 79 dC en los restos de Pompeya. Las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz tiendas con una gran similitud a una pizzería moderna.

Ingredientes de una pizza

En su forma básica, una pizza es un pan plano, generalmente de forma circular, cocinado en un horno con fuego de leña unos 2 – 3 minutos y cubierto por diversos ingredientes. Los básicos para preparar la Pizza Margarita son: queso mozzarella, salsa de tomate, aceite de oliva y albahaca. Se pueden emplear otros ingredientes como salami, jamón, pimientos, aceitunas, cebollas, champiñones y anchoas. La pizza se puede comer caliente (generalmente en el almuerzo o la cena) o fría (generalmente en un picnic). tambien pùdes servirr con cafe

Servir una pizza

La forma tradicional de servirla es en porciones triangulares separadas con un cortador de pizza especial, las porciones son generalmente de un sexto o un octavo del tamaño de la pizza completa. Es típico comerla sosteniéndola con la mano por su borde posterior, el cual forma una especie de engrosamiento redondeado donde no llegan los ingredientes.

En la mayoría de los países desarrollados las pizzas se venden en supermercados como alimento congelado. Se ha utilizado toda clase de tecnología alimentaria para crear sabrosas pizzas congeladas. Los principales obstáculos han sido evitar que la salsa se mezcle con la masa y producir una corteza que se pueda congelar y recalentar posteriormente sin quedar rígida. Tradicionalmente, la masa está prehorneada y el resto de los ingredientes han sido precocinados aunque, últimamente, han comenzado a aparecer pizzas con todos los ingredientes crudos.

También últimamente han comenzado a popularizarse en varios países máquinas expendedoras automáticas que entregan la pizza recién horneada a cambio de unas monedas.

Gastronomías de la pizza mundial

La pizza se ha convertido en una comida rápida internacional, ya que los ingredientes se pueden adaptar a los gustos locales. Las pizzas con ingredientes «no tradicionales» se conocen en Estados Unidos como «pizza de gourmet» o estilo California. La Hawaiana es un invento estadounidense, y generalmente consiste en una base de queso y tomate con jamón (a veces tocino canadiense) cubierta de rodajas de piña (ananá). Silvio Ardizzone fue el primer cocinero que inventó la pizza con borde relleno, que consiste en una base tradicional pero con el borde de la base relleno con queso o con cualquier tipo de ingrediente.

Gastronomía de Argentina de la pizza

Desde fines del XIX las pizzas han tomado «carta de ciudadanía» en el área rioplatense y luego en la mayor parte del Cono Sur por esto resulta problemático y arbitrario que Italia muy recientemente haya patentado a la pizza en general.

En la Argentina existen tres tipos de masa: a la piedra (fina y crocante), de molde (muy leudada de hasta 2 cm de altura) y la media masa, que es la que se vende en supermercados como prepizza, para ser completada en el hogar con los ingredientes deseados. Entre las pizzas típicas de la Argentina se cuentan la «fugazzeta», que sería una fugazza (palabra derivada de «fugassa», o sea, focaccia en genovés) con queso muzzarela o musarela (como se denomina a la mozzarella en este país) y rodajas de cebolla. En la ciudad argentina de Rosario, desde hace algunos años se ha desarrollado una variedad local: la pizza a la parrilla, que en vez de tener forma redonda es alargada. Esta pizza se cocina en las típicas parrillas argentinas donde se hace el asado, lo que le da un sabor particular. La variedad de pizzas argentinas es bastante amplia. Pueden mencionarse entre otras la pizza por metro, la pizza de cancha (sólo con salsa, sin queso), la pizza al tacho, la ya citada pizza a la piedra, la pizza con palmitos etc. Es frecuente en Argentina que las porciones triangulares de pizza se consuman junto a una porción de fainá y existe un combo tradicional : el moscato, pizza y fainá, es decir la porción de pizza y la porción de fainá acompañadas por el dulzón vino moscato.

En líneas generales la pizza argentina es más semejante al calzone, siendo las preparaciones preferidas de los argentinos la pizza con queso, tomate, jamón cocido, aceituna y morrones y rociada con aceite de oliva, aunque la pizza más difundida —por su coste y preparación— es la realizada con una cubierta de salsa de tomate, sobre ésta queso (muzarela o en su defecto un queso blando), algunas aceitunas verdes y un adobo constituido por orégano, pimentón, pimienta, etc.. Una pizza más económica pero menos solicitada es la fugazza, preparada sólo con cebolla o con cebolla y salsa de tomate.

Gastronomía de España


En España la pizza es un producto muy consumido, ya sean en distintos restaurantes, pizzerías, a domicilio o solo entre amigos (festejar, beber, bailar, compartir, etc). Se da mucho la costumbre de pedir pizzas a domicilio, siempre se ven por la ciudad las pequeñas motocicletas que las reparten.

En los restaurantes, no es difícil encontrar distintas variedades de pizzas en las que se utilizan tanto productos locales como productos importados. Las pizzas de mariscos son consumidas, estas contienen entre sus ingredientes machas, choritos (mejillones), ostiones (vieiras), camarones (gambas), piúre, etc. Otras que nunca han pasado de moda son las pizzas de salsa de tomate en su base, queso, jamón, chorizo o salame (pepperoni), tomate y orégano. Existen también las pizzas vegetarianas con tomate, choclo (maíz), palmitos, espárragos, pimiento o pimentón, cebollín, etc. Las pizzas con bordes rellenos también causaron furor en su época, también se suelen encontrar puestos en que se venden mitades de pizzas con ingredientes a elección enrolladas. En España es muy importante la calidad de la masa, en algunas ocasiones los distintos tipos de masa son las protagonistas. Se suelen consumir la pizza a la piedra, la masa media, la pizza tradicional, la pizza con borde relleno, la pizza enrollada llamada algunas veces kebab por la similitud con este, pan pizza, etc.

Como último detalle, cabe considerar la proliferación de pizzerias que este último tiempo se han dedicado al "servicio a domicilio", despachando gran variedad de pizzas con gran agilidad y dando muestras inequívocas de que la tradicional pizza ya es parte de la cultura de muchos paises que la han adoptado como parte de su propia cultura, en este caso, su empresa millonaria "Telepizza".

Gastronomía de Estados Unidos

La base de una pizza se puede extender de dos formas: como una delgada lámina de pan (estilo romano) o una gruesa (estilo napolitano). En Chicago, la llamada «Pizza estilo Chicago», contiene una corteza o costra, que forma una especie de plato con los bordes de la base del pan, colocando los ingredientes en su interior en orden inverso: la costra, el queso, el relleno (De queso) y por último la salsa.

Gastronomía de Escocia

En los puestos escoceses de «Fish and Chips» es posible comprar una «super pizza», que consiste en una porción de patatas fritas y una pizza congelada que ha sido frita, en lugar de horneada. Aunque su valor nutritivo es altamente dudoso, sin duda es una comida muy popular en ese país.

Gastronomía de Brasil

La ciudad de São Paulo es reconocida como la ciudad que más consume pizza en el mundo. Las pizzas tienen los más diversos sabores, como "Portuguesa", "Pollo con Choclo", "Lombo al creme" y bordas rellenas con queso

Gastronomía de México

En México, se han creado también variantes a la pizza como la pizza "mexicana" que además de los ingredientes básicos (queso y en este caso carne molida) también se le agrega frijol, chile jalapeño y algunas veces aguacate. Se consume en cualquier ciudad importante, pero no se acostumbra en zonas rurales. La Ciudad de México cuenta con diversas pizzerias tanto multinacionales como pequeños establecimientos. No hay colonia, fuese una zona exclusiva o una zona de bajos recursos, que no cuente con una pizzeria cerca

Salud y pizza

La pizza tradicional resulta una pieza útil para el organismo, con ingredientes y complementos naturales, como la cebolla, que facilita la digestión, el champiñón, o el propio tomate, aportando fibra e hidratos de carbono por la complejidad de la propia masa, de «pan», calentada en un horno de leña. A efectos saludables se recomienda si se consume con moderación, resultando preferible la tradicional.


Valor Agregado de la Pizza: Un elemento de poder vegetariano

Publicado originalmente en el Blog Vegetariano de Punksunidos y los Mutantes del Cosmos

La pizza, es una pasión gastronómica de multitudes de humanos. Por eso existen sitios web como este: Yo Amo la Pizza. No puede ser de otra forma, la naturaleza de la pizza la hace un alimento único.

Un valor agregado de la pizza En Argentina, el ritual gastronómico por excelencia es el asado, osea, carnes y entrañas de vaca asadas con leña y carbón en la parrilla. Mucha gente que conozco no comparte la dieta vegetariana / vegana ya que en mi país es una especie de “orgullo” el hecho de consumir carnes asadas. Orgullo en la dieta carnívora, un signo no muy positivo, que se manifiesta en la intolerancia generalizada (irrespetuosa e intolerante) hacia un vegetariano o vegetariana. Ejemplo: En una cena, un comensal declara que no come carnes. Esto es entendido por mucha gente como algo “inconcebible”. Luego voy a desarrollar el fenomeno de la intolerencia al vegetariano en Argentina, en otro artículo, en el futuro próximo.

La pizza tiene un valor agregado por su alto nivel de aceptación social en argentina. Cuando el fenomeno del asado va a presentarse, como una propuesta de reunión social gastronómica: “Hagamos un asado el sabado todos juntos”, el vegetariano-vegano no puede evitar dar la sugerencia de hacer “una pizzeada”.

Esta idea queda flotando, según el nivel de “apego” al ritual del asado, la pizza tiene diferentes probabilidades de tener éxito. Entonces se puede argumentar diferentes cosas, que consisten basicamente en las características nutritivas de la pizza. Además, la génesis de una pizza es diferente a la de un asado. En el asado sólo “cocina” quien tenga el rol de El Asador del momento. Es una especie de rol bastante estricto en algunos casos. En la pizza, la creación culinaria tiende a ser comunitaria por naturaleza.

ALGUNAS RECETES DE PIZZAS VEGANAS

* 300 g de harina integral
* 20 g de levadura de panadero prensada (o un sobre de levadura en polvo)
* 1 vaso de agua tibia
* 1/2 cucharadita de sal
* 2 cucharadas de aceite de oliva

pizza vegetariana

Para la guarnición:

* Tomate frito casero
* Verduras variadas crudas, de las que se tengan a mano: cebolla, pimiento verde, pimiento rojo, brócoli, champiñones…
* Sal y pimienta negra
* Aceite
* Aceitunas negras
* Orégano

Haz un volcán con la harina y pon en el centro la levadura disuelta con el agua tibia, la sal y el aceite. Amasa primero con los dedos y luego con las manos. Hay que trabajarla hasta que queden ligados todos los ingredientes y la masa ligera.

Ponla en un recipiente untado con aceite y cúbrelo con un paño húmedo y cerca de alguna fuente de calor indirecto (por ejemplo el horno precalentado y apagado).

Cuando doble su volumen, aproximadamente en una hora, la extiendes sobre una superficie enharinada con un rodillo. Puedes darle forma redonda o cuadrada, y dejarle el grosor que más te guste, si la quieres crujiente (fina) o esponjosa (gruesa).

Píntala muy ligeramente con aceite y pincha con un tenedor toda la superficie. Ahora cúbrela con el tomate frito, repartido por toda la superficie, y encima el resto de los ingredientes. Al final se puede espolvorear con orégano y un chorrito de aceite, sal y pimienta.

Finalmente decórala con unas aceitunas negras.

Precalienta el horno a 180 – 220 ºC. Introdúcela de 15 a 20 minutos, o hasta que veas que empieza a dorarse y la masa está en su punto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada