Beatniks, generación Beat / Beatnik


Fue la primer generación de viajeros de la mente, poetas, escritores y artistas que emergen en la sociedad norteamericana a fines de 1940. La generación Beat -cuyos miembros han acabado siendo conocidos como beatniks- es un punto de referencia ineludible para comprender todos los movimientos sociales e intelectuales posteriores (Nueva Era o New Age, Hippies, Punk) en la historia de la cultura occidental reciente.

Libros Beat

Qué mejor que conocer la generación beat sumergiéndonos en sus libros, aquí les dejo un enlace para descargar una selección de libros beatniks.

Iluminados y no "golpeados"

El término Beat Generation surge durante una conversación entre Jack Kerouac y John Clellon Holmes en 1948. La intención de sus miembros no era la de nombrarla, sino la de "desnombrarla". A finales de 1952 apareció en el New York Times Magazine un artículo de John Clellon Holmes titulado "This is the Beat Generation " que captó la atención del público.
"¿Habráse visto jamás semejante revelación? ¿Acaso no es una fantástica revolución de la conducta? ¿No será el descubrimiento de una realidad personal para las futuras generaciones? ¿No llevará finalmente a la Sinceridad por los siglos de los siglos? ¿Acaso no cambiará de una vez por todas la literatura y la política? Se supone que sí [...]"
Allen Ginsberg, 1972
Jack intentó mostrar el sentido correcto de beat sugiriendo su relación con palabras como "beatitud" y "beatífico", conexión que se explicaba porque, en sus ideales, el movimiento beat se sentía atraído por la naturaleza de la conciencia orientada a la comprensión del pensamiento oriental, hacia prácticas de meditación, etc. Esta "redefinición" que Kerouac hacía del término pretendía orientar hacia imágenes simbólicas del estilo de la derrota u oscuridad necesarias, precedentes a la apertura a la luz y la supresión del ego que conducen a la iluminación religiosa.


El grupo inicial estaba formado por Jack Kerouac, Neal Cassady, William Burroughs, Herbert Huncke, John Clellon Holmes y Allen Ginsberg. En 1948 se unieron Carl Salomon y Philip Lamantia; en 1950 Gregory Corso; y en 1954 Lawrence Ferlinghetti y Peter Orlovsky.

Este grupo, que acabó denominándose la Generación Beat, revitalizó la escena bohemia cultural norteamericana. Su energía se desbordó hacia los movimientos juveniles de aquella época (On the Road -En el camino, 1957- de Kerouac, asumió carácter de manifiesto universal de una juventud que quería huir de lo establecido), y fue absorbida por la cultura de masas y por la clase media hacia finales de los años cincuenta y principios de los sesenta.

"Vive tu memoria y asómbrate"
Jack Kerouac

Según Kerouac y Ginsberg, hallaron la palabra en la jerga de los buscavidas y los jazzmen neoyorquinos: dead beat o beat-up equívalia a estar machacado, alienado,. Exiliado en la sociedad convencional. Todo ese mundo oscuro del jazz era punto de referencia y de admiración para la generación beat. Coincidieron cronológicamente con el nacimiento del be bop y celebraron a los grandes "terroristas del jazz", como Charlie Parker, en infinidad de poemas y relatos. Existen muchas grabaciones de spoken words , sobre bases de jazz, de la mano de Ferlinghetti , Rexroth, Kerouak, y otros tantos. Por otro lado el bautismo de la generación beat se produjo el 16 de noviembre de 1952, cuando john Clellon Holmes publicó en el New York Times un artículo titulado: This is the Beat Generation". A partir de aquí el movimiento se convirtió en "oficial". Por otro lado Kerouak reivindico la paternidad del termino. Durante una entrevista con Holmes en 1948 pronuncio las palabras: "This is really a beat generation" ("esta es realmente una generación golpeada"). El mismo Kerouak cuenta que en 1944, encontrándose en Times Square, en Nueva York, se le acerco un agitador de Chicago llamado Herbert Huncke, y le dijo: "Man, I an a Beat". Huncke era amigo de Ginsberg, con quien compartió muchas experiencias

Este grupo, que acabó denominándose la Generación Beat, revitalizó la escena bohemia cultural norteamericana. Su energía se desbordó hacia los movimientos juveniles de aquella época (On the Road -En el camino, 1957- de Kerouac, asumió carácter de manifiesto universal de una juventud que quería huir de lo establecido), y fue absorbida por la cultura de masas y por la clase media hacia finales de los años cincuenta y principios de los sesenta.

Sus ideales abogan por un arte como manifestación de las texturas de la conciencia. Su canto a la liberación espiritual derivó hacia una liberación sexual, particularmente homosexual, que hizo de catalizador en los movimientos de liberación de la mujer y de los negros. Llevados por una visión tolerante y no-teísta, un antifascismo cósmico, un eclecticismo... se interesaron por las sustancias psicodélicas como herramientas de conocimiento.

Centraron su lucha en contra de los valores tradicionalistas y puritanos de Estados Unidos, contra el "American Way of life", un repudio implícito a los valores comerciales, para cuyo reemplazo proponían los ideales expuestos por Whitman en "Hojas de hierba".

Los beatniks, los miembros de la Generación Beat y sus partidarios, no son tan novedosos como se creyó cuando aparecieron, y fueron suprimidos del escenario por la publicidad. Una paradoja: luchaban contra la sociedad de consumo,

Jack Kerouac

Es frecuente que una celebridad y la idea que sus admiradores tienen de ella no se parezcan demasiado: éste es el caso de Jack Kerouac, a quien los críticos acribillaron, la fama le llegó tarde, sus fans se negaron a asociarlo con sus obras y acabó fagocitado por el sistema al que nunca se había propuesto pertenecer.
Vivió siempre al margen de cualquier regla o estereotipo: fue un brillante jugador de fútbol americano para obtener una beca en la universidad de Columbia, cuando su único interés era escribir; se enroló en la marina mercante durante los años de la segunda guerra mundial; fue el alma mater del movimiento beat cuando siempre pensó que cualquiera de sus amigos (Burroughs, Cassady, Ginsberg...) eran más inteligentes y brillantes que él. Vivió al límite durante la segunda mitad de los cuarenta y principios de los cincuenta, años en que acumuló suficientes experiencias vitales para luego plasmarlas en sus libros. Sin embargo, cuando le llegó el reconocimiento económico y del público el ya estaba de vuelta de todo, no supo asimilar la popularidad y el dinero que ésta le reportaba y sus lectores no querían creer que ese borracho que aparecía en los shows de T.V. había escrito esos libros llenos de energía y ganas de vivir. De forma inconsciente se había labrado una reputación de personaje extraordinario.

Pero tenemos que acercarnos a Jack como amigo, a ese muchacho con los ojos siempre abiertos a lo que ocurría a su alrededor, al tipo simpático, a veces eclipsado por la arrolladora personalidad de sus compañeros, pero que era el punto de referencia del grupo, el único que sabía mantener la cordura en los momentos mas desfasados, para luego ejercer de cronista y dejar plasmada la imagen más humana del movimiento Beat.

Sólo por dos de sus obras: ´Los subterráneos´ y ´En el camino´ ya merece un hueco en el olimpo de la literatura del siglo XX (por otra parte son lo único realmente reseñable de su bibliografía). Este último libro pasa por ser ´la Biblia de la generación Beat´, ya que retrata de forma autobiográfica sus viajes por todo Estados Unidos y está protagonizado por todo el plantel de escritores del movimiento: la realidad supera a la ficción y apenas podemos creer que hayan existido nunca personajes tan locos, salvajes y, a la vez, geniales.

A pesar de que siempre había tenido éxito con las mujeres, nunca consiguió durar demasiado con ninguna; la única relación sentimental duradera que tuvo fue con las botellas de cutty sark. Durante sus últimos años Jack vivió con su madre, a la que siempre había adorado. Kerouac murió en 1969 de rotura de variz esofágica, o sea, de borracho; triste colofón para la vida intensa e inconformista de un hombre que sólo se encontró en su sitio a finales de los cuarenta viajando de un sitio a otro con sus amigos y con su talento todavía por demostrar. A finales de los ´50, principios de los ´60, empieza a repercutir la fama de "En el Camino", entrevistas en televisión, en la prensa, ventas abultadas. Jack no aguanta la presión del éxito que le otorgó, se encierra con su madre y escribe alejado de todo el movimiento beat (ya casí extinguido). Se transforma. Esa vida que le llevo a recorrer los Estado Unido de América de punta a punta desaparece. Escribía y por la noche bebía y bebía y regresaba a casa, muchas veces, "calentito" por la cantidad de alcohol que ingería y por las palizas que provocaba (en un claro sentido de autodestrucción). Según Ginsberg su comportamiento obedecía a un alejamiento voluntario del estado casi policial que se había organizado a su alrededor, pero también son notorias las declaraciones del Jack renegando de todos sus antiguos amigos, acusándolos de reaccionarios y deplorando el radicalismo del underground.

Según Burroughs (en una charla años más tarde con Lou Reed) el cambio no fue tal: "No cambió tanto, Lou. Fue siempre así. Primero había un joven sentado delante de la televisión en camiseta bebiendo cerveza con su madre, luego había una persona más gorda y más vieja sentada delante de la televisión en camiseta bebiendo cerveza con su madre…"."Y él andaba dándole fuerte a la botella, porque cogió otra habitación en el hotel y se quedó a pasar la noche, y empezó a pedir botellas de whisky y a beber por la mañana, que es una practica que a mí me parece horrorosa."

Y aquel día, el 20 de octubre de 1969, después de muchas borracheras y muchos viajes, su cuerpo no aguantó más y se le reventó una vena. Lo que le provoco una hemorragia interna. Fu trasladado al hospital de St. Anthony y los médicos trabajaron furiosamente. En las siguientes veinticuatro horas recibió once litros y medio de sangre. El 21 de octubre de 1969, a las cinco y media de la madrugada, Jack Kerouak, murió. Y ya nada volvió a ser lo mismo. Medio mundo, mas tarde (en los ´60), volvió a intentar emular lo que estos hombres lograron ser: protagonistas de sus propias historias. Y es curioso lo que jamás en la literatura se ha vuelto a repetir: inscribirse en la historia de la literatura como una generación, la Beat. compuesta principalmente y sobre todo, por amigos (casi hermanos). . arriba
"Lo que único que se puede hacer es lo que uno quiere hacer".
W.Burroughs
William S. Burroughs

William Seward Burroughs ha escrito uno de los mejores libros de este siglo, mató de un tiro a su mujer, ha probado (y sobrevivido al consumo repetido de) todas las drogas imaginables por todos los métodos concebibles y anuncia Nike en TV. Es una de las personalidades más complejas del planeta y bien merece una lectura detenida.
W.B. nació en St. Louis, Missouri, en febrero de 1914. Nieto del inventor de la calculadora, creció rodeado por el lujo, una vida que pronto descubrió no le satisfacía. Ratón de biblioteca, fascinado con las armas y con una necesidad irrefrenable de romper toda regla de la que tuviese conocimiento, sus padres comprendieron que jamás podría ´integrarse´ en la sociedad, y, una vez que se graduó en Harvard, decidieron subvencionarle sus aventuras/experiencias. A principios de los treinta, tras involucrarse en los bajos fondos neoyorkinos, conoció a un grupo de enloquecidos inconformistas que estudiaban en la universidad de Columbia: entre ellos estaban Jack Kerouac, Allen Ginsberg, y su futura esposa, Joan Vollmer Adams. W.B. era mayor que ellos, pero quedaron impresionados por su inteligencia y su cinismo. Para entonces tanto K. como G. tenían inquietudes literarias; a los treinta años, W.B. aún no había empezado a escribir, pero todos los que rodearon a K. y G. acabaron escribiendo algo. Burroughs escribió primero Junky (Yonqui) -acerca de sus experiencias con la droga- y luego Queer (Marica), tan fuerte que no llegó a imprenta durante décadas. Se trasladó a Texas, donde intentó vivir como granjero hasta que, perseguido por su relación con las drogas, marchó a Méjico. Allí, bromeando ante amigos, haciendo de Guillermo Tell con un vaso en la cabeza de su esposa Joan (por primera y última vez), la mató de un tiro en la frente. La tragedia afectó terriblemente a W.B., que vagó por todo el mundo hasta aterrizar en Tánger, donde escribiría su Opus Magna: Naked Lunch (El Almuerzo Desnudo). La obra le convirtió en una celebridad underground, puesto que mantiene hasta el momento. Sólo dos datos recientes: grabó un disco con Kurt Cobain (W.B. contando un cuento, fondo de guitarra de Cobain) y ahora anuncia zapatillas deportivas.

Allen Gingsberg

Allen Ginsberg fue la voz de la herencia beatnik: mucho del poder del hippismo y de la conciencia social anti-Vietnam nació de su boca. Nació en junio de 1926 en Newark, New Jersey; su padre era poeta y profesor; su madre una comunista radical y una nudista irreprimible que enloqueció al poco de alcanzar la madurez (por lo que fue posteriormente hospitalizada de por vida y finalmente lobotomizada). Fue un niño tímido y complicado, dominado por los ataques de su madre y por el temprano descubrimiento de su homosexualidad. Descubrió la poesía en el instituto pero decidió labrarse un futuro estudiando Derecho Laboral en la Universidad de Columbia. Allí cayó ante la irrefrenable vitalidad de un grupo de personas como Jack Kerouac, William Burroughs o Neal Cassady, jóvenes filósofos igualmente obsesionados con el crimen, las drogas, el sexo y la literatura. Ginsberg, el más joven e inocente del grupo, les ayudó a pulir sus habilidades literarias, mientras éstos a su vez lo espabilaban un poco. Le expulsaron de la Universidad -la Norteamérica represiva-, comenzó a frecuenta ladrones y yonquis neoyorkinos -la mayoría amigos de Burroughs- y se enamoró perdidamente de Neal Cassady y le visitaba en Denver y San Francisco, comenzando una cinética de viajes de costa a costa que desembocarían en ´En el Camino´ de Kerouac. A los 29 años, había escrito mucha poesía pero no había publicado nada (había promovido las obras de Burroughs y Kerouac, pero no las suyas) hasta que decidió, en un ya mítico recital de 1955, presentar espectacularmente su poema Howl (Aullido); ganó fama instantánea, parte por la calidad del texto, parte por la denuncia por depravación sexual que le pusieron -la homosexualidad era imperdonable en la época-. Esa fama no le abandonaría, como a Kerouac, y la mantuvo cuando decidió entrar en los 60´s en la escena hippy -con todos los honores-, y como poeta americano tendría acceso a las grandes figuras de su tiempo y, sobre todo, a los grandes medios, y fue un factor esencial para desarrollar las protestas anti-Vietnam. Su actividad en los 60´s fue frenética y de enorme importancia. En los 70´s fundo la escuela de poesía The Jack Kerouac School of Disembodied Poetics, en Boulder, Colorado. En los primeros 80´s flirteó con el punk y colaboró con The Clash. Y en estos treinta años no ha dejado de recitar sus poesías.

Neal Cassady

Kerouac relata sus viajes con Neal Cassady (Dean Moriarty) en "On the Road". Dean era un "barriobajero", un loco, pero en realidad fue el "alma mater" de toda la generación beat, ya que su locura se consideró el verdadero dogma, la iluminación. Pasó media vida en reformatorios y también varias épocas en la cárcel. Conoció a Burroughs y a Keoruak en la costa oeste los cuales le adentran en la literatura. A partir de 1952 Cassidy comienza a ser protagonista de las novelas de sus amigos empezando por "Go" de John Clellon Holmes, pero la máxima repercusión de un personaje inspirado en su persona le llega de Dean Moriarty, el conductor incansable-insaciable de "En el Camino". También fue el conductor el conductor del autobús de los "Merry Pranksters" en sus "Viajes Intrépidos". Estos fueron un colectivo creado por Ken Kesey ( autor de otro de los referentes de la contracultura americana: "Alguien Voló Sobre el Nido del Cuco". Libro por el cual consiguió el premio Pulitzer ) que se dedicaba a viajar por los Estados Unidos de América, en un viejo autobús escolar pintado de fluorescente, con unas 15 personas ( los Merry Pranksters ) vestidos con monos hechos con tela de la bandera americana, repartiendo LSD gratuitamente y realizando los famosos ACID TEST, que inventará Timothy Leary (El, primero doctor y después gurú, que fue expulsado de la universidad de Harvard por experimentar con sus alumnos el LSD). Neal fue una leyenda en vida, por eso su muerte también se convirtió en leyenda. Le encontraron junto a las vías del tren en México. Se creé que se apostó con otra persona sobre el número de traviesas que tenia la vía hasta llegar a otro punto distante a unos cincuenta kilómetros…. Sus últimas palabras fueron: "Setentamil novecientas dieciocho".

Cine Beatnik

Películas realizadas por el movimiento beat

"Pull my Daisy"
Se trata de la única película realizada por el grupo como tal, cuya idea surgió como un experimento creativo en 1959 a partir de los esfuerzos de Robert Frank y Alfred Leslie, que solicitaron a Jack Kerouac que escribiera el guión de una obra sobre la Generación Beat.

La trama se centraba en un divertido incidente de la vida de Neal Cassady y su mujer, Carolyn, cuando se mudaron de casa y organizaron una pequeña fiesta para darse a conocer ante los nuevos vecinos, invitando también a un respetable obispo de la localidad. Obviamente, dado que los amigos de Cassady estaban invitados, la fiesta terminó pareciendo una película de los Hermanos Marx y es lo único que aparece en la película, una larga fiesta regada con abundantes drogas ante el estupor producido a los incautos vecinos.

Documentales sobre el movimiento beat

"Kerouac" (John Antonelli, 1985)
El documental comienza y finaliza con la imagen de Kerouac leyendo pasajes de sus libros en el programa "Tonight Show" de Steve Allen. Luego sigue con su biografía y escenas de su vida representadas por un actor, oyéndose de fondo breves momentos de sus novelas.
El documental incluye la entrevista que le realizó William F. Buckley y a la que Kerouac se presentó convenientemente borracho, lo suficiente como para que cuando Buckley le preguntara si había inspirado a los hippies comenzara a despotricar contra Ferlinghetti y a declararse como un ferviente católico.

El principal problema de la película es que se centra en demasía en los aspectos polémicos de la vida del escritor, olvidandose de cuestiones mucho más importantes que van más alla de si era homosexual o alcohólico, que lo era, por cierto.

"The Life and Times of Allen Ginsberg" (Jerry Aronson)
Documental realizado a principios de los noventa con la colaboración del propio Ginsberg que comienza con la entrevista que le realizó Dick Cavett a finales de los setenta y con la que le hizo William F. Buckley, mucho más inquisitoria, a principios de los sesenta.

También habla de la traumática infancia de Ginsberg con su madre enferma, utilizando como base los datos que proporciona el propio autor en el poema "Kaddish". Incluye también imágenes de la vida de Ginsberg en nueva York y San Francisco y su participación en diversas manifestaciones antibelicistas y antinucleares y en la Convención Demócrata de Chicago en 1968

"The Beats: an existential comedy" (Philomene Long, 1980)
Se trata de un peculiar pseudo-documental que capta, de un modo bastante acertado, el último período Beat y su conversión al movimiento hippie. En él, Groucho Marx entrevista a un estrafalario poeta de Venice Beach, se puede ver a Ferlinghetti leyendo un poema dedicado a un perro, a Ginsberg encendiendo, de forma ritual, un inciensario, etc...

Peliculas realizadas sobre el movimiento beat

"The last time i committed suicide" (Stephen Kay)
Dirigida por un desconocido escritor y director, Stephen Kay, la película se basa en las cartas que Neal Cassady escribió a Jack Kerouac contándole sus escarceos sexuales mientras vivía en Denver.
La película narra mediante una atmósfera opresiva y abundante humor negro las peculiares relaciones de Cassady con las mujeres, dispuestas a todo con tal de meterse en sus pantalones. Se trata de una película poco complicada, con demasiadas conexiones con los videos de la MTV, en la que Keanu Reeves hace un breve papel.

Una curiosidad; pese a basarse en las cartas que Cassady enviaba a Kerouac, y la influencia que tuvieron sobre el escritor, en ningún momento aparece el personaje de Jack Kerouac en la película.

"Heat Beat" (1980)
El filme está basado en la obra homónima de Carolyn Cassady, esposa de Neal e íntima amiga de Kerouac; cubre los primeros años del círculo Jack/Neal/Carolyn en los cuarenta, continúa con el surgimiento del movimiento Beat en los años 50 y finaliza con una imagen de Neal conduciendo el autobús de los Alegres Bromistas de Ken Kesey.

La película está repleta de actores conocidos, Nick Nolte hace de Neal Cassady y Sissy Spacek de Carolyn

"The naked lunch" (David Cronemberg)
La película no cuenta en realidad la novela, sino el proceso de creación de ésta a través de un personaje llamado William Lee, seudónimo que utilizó Burroughs cuando publico "Junky", y relata pasajes reales de la vida del escritor como cuando, drogado hasta las cejas, intentó imitar a Guillermo Tell con una botella de whisky sobre la cabeza de su mujer, Joan, y la mató, hecho lo cual, huyó a Tanger, donde departió amigablemente con Paul Bowles, autor de "El Cielo Protector" durante un tiempo hasta que regresó a cumplir una breve condena por homicidio involuntario.

Películas basadas en obras de miembros del movimiento beat

"The subterraneans" (1960)
Se trata de una producción de Hollywood basada en una de las obras de Jack Kerouac, que protagoniza el mismo George Peppard que luego hizo "El Equipo A", en el papel de Jack Kerouac, y Roddy McDowall (El planeta de los simios) como Gregory Corso. Como toda traducción hollywoodense a la gran pantalla de una novela contiene multitud de "curiosidades" como por ejemplo: el papel de la mujer negra por la que se pelean Kerouac y Corso lo interpreta Leslie Caron (Gigi) que era de raza...blanca; en fin, maravillas de la industria. Sin embargo la banda sonora, muy jazzistica, corre a cargo de Andre Previn, lo que presuntamente, y solo presuntamente, da un toque de calidad a la obra

Peliculas en donde aparecen miembros del movimiento beat

"Don´t look back" (D.A. Pennebaker, 1967)
Esta película nos muestra a un sorprendentemente poco amistoso Bob Dylan en la cima de su fama, en los años sesenta, de gira en Londres, demostrando que podía ser insoportable para fans y periodistas a la par que enorme músico con una extraordinaria sensibilidad literaria y acústica.
El filme comienza con uno de los primeros video clips de la historia, el de la canción "Subterraneans Homesick Blues" en el que aparece Allen Ginsberg, al que debía gustarle la música de Dylan, porque también hace un breve cameo en su film "Renaldo and Clara".

"Drugstore cowboy" (Gus van Sant, 1989)
Este film es realmente una muestra de cine beatnik y, aunque bastante fuera de época, muestra sin embargo algunas de las características de los miembros de la generación, eso sí, de los más desarraigados. Cuenta la historia de una banda de cuatro jóvenes drogadictos, encabezados por Matt Dillon, que se dedican a asaltar farmacias para robas las drogas necesarias para mantener su adicción. En uno de sus viajes tropiezan con un viejecito delgado y canoso que se les revela como un auténtico experto en materia de drogas, adicciones y neurosis; se trata, obviamente, de William S. Burroughs, que prácticamente se interpreta a si mismo, con una breve aparición bastante jugosa.

Burroughs también hizo una aparición en vídeo clip de la canción "The Last Night on Earth", del elepé de U2 "Pop" .

Música & movimiento beat

King Crimson
"King Crimson tiene un disco entero dedicado al tema (beat), siendo su primer tema "Neal, and Jack and Me", quien lleva los nombres de los creadores del movimiento. El álbum sin ir más lejos se llama "Beat", es el segundo que hizo Fripp junto a Adrian Belew, y está por lejos mejor que el "Discipline".

Fuente: Mario Ferreira nos envió esta referencia por email ¡muchas gracias Mario!

David Bowie
Está muy familiarizado con las obras de William Burroughs e incluso a reconocido su influencia estilística en las letras de sus canciones, para Bowie, Burroughs es otro compañero de los años sesenta al igual que otros profetas de la contracultura como Andy Warhol o Marshall McLuhan.
"Diamond dogs" es el trabajo en el que más claramente se aprecia la influencia de Burroughs; este albúm de gran influencia orwelliana comienza con una introducción hablada llamada "Future Legend" que proviene de uno de los "cut-up" de Burroughs.

Por otro lado, en el albúm en directo "David Live", lo primero que se oye es una melodía de tintes árabes, grabada en Tanger.

Una curiosidad: en una reciente entrevista, Bowie ha contado que el título de su famosa canción "Jean Genie" se le ocurrió estando en la librería City Ligths, donde vio una serie de obras del novelista frances Jean Genet, que fue uno de los escritores que más influenciaron a Kerouac.

Bob Dylan
Allen Ginsberg era uno de los poetas favoritos de Dylan y llego a formar parte de su íntimo circulo de amistades, llegando a colaborar en varios proyectos juntos, como la película "Don´t look back", en varias canciones a loa largo de los años 70 y en el legendario Rolling Thunder Revue Tour, y en la película de esa gira, en la que se ve a un emocionado Ginsberg leyendo su poema "Kaddish" y visitando la tumba de Kerouac.
A pesar de la estrecha relación entre ambos, el punto de vista creativo de Dylan es más próximo a Kerouac, quizás por la presunta admiración, no reconocida por él, que Dylan sentía hacia la obra de Kerouac, entevista por ejemplo en "Last thoughts on woody guthrie" en The Bootleg series. Sin embargo, Kerouac no tenía una elevada opinión de Dylan, quizás por el profundo rechazo que despertaba en él todo lo relacionado con los hippies y la explosión contracultural de los sesenta.

Janis Joplin
La famosísima canción "Buy me a Mercedes- Benz" es muy conocida, pero lo es menos el hecho de que la letra es del poeta Beat Michael McClure.

Van Morrison
Hay gran cantidad de referencias literarias en las letras de Van Morrison, existen citas de William Blake, Rimbaud, Joyce, y también breves menciones de miembros de la generación Beat, especialemente Kerouac, al que, más que referirse a su onra, invoca nominalmente, como por ejemplo en la canción "Cleaning windows" del albúm "Beautiful Vision" (1982) o en "On Hyndford Street" (Hymns to the silence, 1993).


Iggy Pop
En la canción "Little Miss Emperor", coescrita por Iggy Pop y David Bowie, se parafrasea el peoma "Howl" de Allen Ginsberg:
I saw the best minds
Of my generation
Learn how to Crawl
Across our nation
Conformity falls.

Patti Smith
Otra cantante en la que la influencia de Rimbaud es harto manifiesta, como se ve en el álbum "Horses": "go Rimbaud and go Johnny go". También es conocida su devoción por William Burroughs al que dedicó su elepé "Peace and noise" de 1997, que también incluye referencias al "Howl" de Allen Ginsberg.

Frank Zappa
Existen varias referencias a los Beats en los elepés de Frank Zappa con los "Mothers of Invention", entre ellas la parodia que hace Zappa de la forma de recitar de Ginsberg en la introducción a la canción "Muffin Man" del elepé directo "Bongo fury".


"Grateful Dead"
Los Dead estuvieron muy ligados al movimiento Beat incluso antes de ser los "Grateful Dead". Cuando Ken Kesey, autor de "Alguien voló sobre el nido del cuco", comenzó a vislumbrar la idea de las que luego se conocieron como "Fiestas del Ácido", contaba con la inestimable colaboración de Neal Cassady, experto en cualquier tipo de celebración lúdica, y con una banda, los "Warlocks"que, bajo la dirección de Jerry García, amenizaban las Fiestas. Está banda, posteriormente cambio su nombre; se pasaron a llamar "The Grateful Dead"
Estas "celebraciones" comenzaron entre 1965 y 1966, antes del Verano del Amor y la explosión del movimiento hippie, del que los Beats son claros, y principales, precursores.

Los "Grateful Dead" estuvieron siempre muy unidos en cuanto a ideología con el movimiento Beat y también por la relación que mantuvieron con algunos de sus miembros, ya fueran de los fundadores, como Neal Cassady o de los miembros posteriores, especialmente Ken Kesey. Precisamente a Cassady le dedicaron varias canciones, como "The other one" y "Cassady", en las que demostraban su amistad/adoración por tan curioso personaje.

"Jethro Tull"
Esta conocida banda que exploró, en los años setenta, las posibilidades de fusión entre los ritmos celtas y el rock progresivo no aparece en primera línea de los grupos influenciados por cualquier miembro de la Literatura Americana. De todas formas, en el elepé "Too old to Rock and Roll" incluyen una canción titulada "From a dead Beat to an old Greaser"

"Pink Floyd"
La relación de este grupo con los Beats, si bien no tan reconocida como la de los Grateful Dead si existe, sobre todo por el hecho de que los muchachos de "Pink Floyd" procedían de la escena psicodélica del Londres de mediados de los sesenta que había comenzado con el Festival Poético Internacional celebrado en el Royal Albert Hall en 1965 y en el que habían participado, entre otros, Ginsberg, Ferlinghetti y Corso.
Probablemente, la mejor muestra de la conexión entre "Pink Floyd" y los Beats es Miles, el dueño de la librería Indica y miembro en la escena poético-artístico-rock de los "Pink Floyd". Escribió el mejor libre que existe sobre este grupo: "Pink Floyd: A Visual Documentary by Miles" y también la mejor biografía sobre Allen Ginsberg. Como anécdota decir que fue en la librería Indica donde se conocieron John Lennon y Yoko Ono.

"Velvet Underground"
En el Festival Poético del Royal Albert Hall también estaban presentes Andy Warhol y Gerald Malagna, y mientras Kesey y los "Grateful Dead" creaban el Haight- Ashbury en San Francisco, y Pink Floyd participaba activamente en la puesta en marcha de la escena psicodélica en Londres, Warhol estaba convirtiendo Greenwich Village y el Lower East Side en su propio patio de colegio dedicado al arte, las películas, las drogas y, por supuesto, a la música. La banda que acogió bajo su tutela fue la "Velvet Undergrund" cuyos principales integrantes eran Lou Reed y John Cale.
Las conexiones con los Beats son bastante numerosas, pero tienden a ser accidentales, Tanto la gente de Ginsberg como la de Warhol compartían la misma zona de juegos, el Lower East Side, pero sus filosofías de vida eran algo diferentes lo que impidió que ambos crearan mejores alianzas creativas.

Por otro lado, Lou Reed como letrista ha sido comparado muchas veces con Burroughs, ya que a ambos les fascinaban las drogas, los pasos hacia la depravación humana y el mismo lado de la vida. Pero mientras Burroughs jugaba con ideas, con la ruptura de reglas para hacer su trabajo incomprensible, Reed es un minimalista, y escribe sobre las emociones con gran claridad. En realidad, en cuanto a las revelaciones emocionales sobre si mismo, Reed está más próximo a Kerouac y a Ginsberg que a Burroughs.

1 comentario:

  1. Pueden descargar todos los libros de los autores de la generación beat en: http://literaturapsicoactiva.blogspot.com.ar/search/label/Beatniks

    Todo en PDF GRATIS!!

    ResponderEliminar