La crema vaginal para prevenir el SIDA

Cientificos estan trabajando en el desarrollo de una crema para prevenir el contagio de SIDA. La misma funcionó exitosamente en Monos.

La administración tópica, sobre la mucosa de la vagina, de un fármaco experimental que impide la infección por el VIH ha demostrado su eficacia en monos.

Aunque existe más de una forma de contagio, el modo más frecuente por el que se transmite el virus del sida es el contacto entre mucosas (sobre todo de vagina y recto) durante la actividad sexual. Sin embargo, no se conoce con exactitud cuáles son los mecanismos por los que este virus consigue introducirse en las células del sujeto sano durante el contacto íntimo.

Sí se han identificado algunos receptores en la superficie de las células, algo así como puntos de anclaje, que el virus utiliza para "amarrarse" a las mismas y poner en marcha el proceso de penetración a su interior, un paso imprescindible para que pueda sobrevivir y reproducirse.

Utilizando este concepto, investigadores de la universidad de Ginebra (Suiza) habían conseguido fabricar en el laboratorio una proteína sintética (PSC-RANTES) capaz de inutilizar uno de estos tipos de anclaje a la célula, en concreto el denominado CCR5. De esta forma se podría impedir la unión necesaria del virus a la superficie de las células y por tanto la infección.

De hecho este concepto había funcionado con cierto éxito trabajando en el laboratorio con células y virus aislados. Ahora, se trataba de demostrar su eficacia en seres vivos y para ello se ha contado con la colaboración del Centro de Investigación en Primates de la Universidad de Tulane en Louisiana (EEUU).

En este centro se utiliza con éxito un modelo animal de sida. Como los monos no padecen la infección por VIH, se ha conseguido modificar un virus de simio –denominado SHIV- para reproducir la enfermedad en estos animales.

Crema 15 minutos antes del contacto

El trabajo en equipo de estos grupos de investigación ha posibilitado el ensayo clínico que ahora se publica en la revista 'Science' y que abre la posibilidad real de prevenir la transmisión del sida de una forma más realista que las tan buscadas vacunas.

Se utilizaron 30 hembras de macaco adultas que fueron sometidas a un tratamiento previo con la hormona progesterona, una sustancia capaz de actuar sobre la mucosa de la vagina, adelgazándola para favorecer aún más la posibilidad de infección por esta vía.

A continuación y bajo anestesia, se aplicó en la vagina de las hembras una crema con la proteína "bloqueadora" PSC-RANTES a diferentes concentraciones y 15 minutos después cada una de ellas recibió dosis altas del virus SHIV también por esta vía.

Durante las 24 semanas siguientes los animales fueron vigilados para saber cuáles de ellos se había infectado y quienes se habían mantenido a salvo del virus.

Pues bien, todas las hembras que recibieron la crema con mayor concentración de PSC-RANTES quedaron protegidas contra el virus y permanecieron sanas. Es más, se observó una relación directa entre la dosis recibida y el riesgo de enfermar (a menor dosis más animales infectados).

Se trata de la primera experiencia exitosa de prevención del contagio en animales vivos. Al menos teóricamente queda demostrado que es posible protegerse contra el virus mediante la aplicación de una crema de este tipo 15 minutos antes del contacto sexual.

Interrogantes

Esta estrategia sería la ideal en países donde la epidemia del sida está muy presente, no existen posibilidades de administrar eficazmente los fármacos antivirales y el contacto es fundamentalmente por vía heterosexual.

Aún así, los autores reconocen que quedan muchos interrogantes por resolver. Uno de ellos es la dosis de proteína necesaria para bloquear la entrada del virus. En el modelo animal la dosis eficaz fue muy alta, claramente superior a la empleada con éxito en el modelo celular del laboratorio. Podría tratarse de un problema en la aplicación de la crema o de una cantidad de virus administrados anormalmente alta.

El empleo de la proteína PSC-RANTES no está aprobada en humanos pero es un paso importante para el desarrollo de nuevos compuestos de este tipo que podrían incluso combinarse para aumentar su eficacia. La prevención del sida inicia un prometedor viaje por esta nueva vía.

Fuente Elmundosalud

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada