Bebedores de Soma

Soma, identificado con Chandra, es el dios de la Luna en la mitología hindú.
En su honor los sacerdotes bráhmanas tomaban jugo de soma.
(Wikipedia)


El siguiente texto lo encontré en Alpoma.net

El enigma del Soma

Las religiones de los antiguos indoeuropeos hacen alusiones continuas a un poderoso agente visionario, la comida de los dioses, a la que llamaron Soma. En los escritos más importantes de aquellas culturas, desde el Indo al Norte de Europa, las alabanzas al Soma ocupan el lugar más privilegiado. Hay bastante unanimidad al afirmar que se trató de algo de suma importancia para aquellas gentes. Pero, ¿qué era el Soma? Durante décadas han tratado los antropólogos de encontrar una respuesta satisfactoria. Se cree que es una planta con propiedades psicoactivas tan potentes, que por sí sola fue capaz de dar origen a toda la religiosidad hindú. Para identificar algo perdido desde hace milenios, los especialistas han indagado en lenguas muertas, hallazgos arqueológicos, registros paleobotánicos… todas las armas de la ciencia se pusieron a trabajar en la solución del enigma. Lo que una vez fue de conocimiento público pasó poco a poco a convertirse en algo oculto, una enseñanza secreta, transmitida oralmente a muy pocos individuos, hasta que fue olvidado. Parece ser que el secreto en la preparación del Soma mantuvo su fuerza hasta que las migraciones y el nomadismo comenzaron a declinar, junto a la llegada de nuevas religiones más represivas como la zoroástrica.

Los más antiguos textos indoeuropeos, los Vedas, nos relatan cómo el Soma era una planta con ramas, amarillenta, que nace en las montañas. El rito del Soma era fundamental en los cultos védicos, siendo necesarias tres preparaciones diarias, lo que nos indica la necesidad de una gran cantidad de compuesto activo para generar efectos visionarios. Como entre los expertos se han propuesto muchos candidatos vegetales para ocupar el lugar de esta comida de los dioses, han surgido disputas bastante acaloradas. Cada cual propone un candidato y descarta de forma tajante los demás. El Soma ha sido identificado por algunos autores con la Ephedra, una planta que forma parte de un género productor de efedrina. También se ha querido emparejar al Soma con el Cannabis, o con la común Peganum harmala, una planta que contiene grandes cantidades de psicoactivos. Sin embargo, hay una teoría que se ha alzado sobre las demás, aunque tampoco resulta satisfactoria. Gordon y Valentina Wasson, pioneros de la etnobotánica, en sus estudios sobre las relaciones entre hongos psicoactivos y el origen de las religiones, sugirieron que el Soma era en realidad un hongo muy conocido, rojo con moteados en blanco, la Amanita muscaria.

Esta especie ha sido utilizada hasta fechas muy recientes por los chamanes siberianos como medio para alcanzar visiones extáticas. Las pruebas aportadas por estos investigadores eran imponentes, tanto en cantidad como en calidad. La audacia de los Wasson al tratar de emparentar el Soma con un hongo parecía acertada, no así la identificación de la especie. El Soma debería de tener una potencia visionaria sin par, cosa que no se le puede atribuir a la Amanita muscaria, que además es tóxica. El camino estaba abierto, pero quedaban muchas piedras que barrer. Hace miles de años, al norte del Mar Negro, hogar de los primeros indoeuropeos, se practicaron los rituales chamánicos semejantes a los practicados en Siberia. Aquellos pueblos comenzaron a colonizar grandes áreas de estepas, entraron así en contacto con pueblos que bien pudieron haber descendido de los pobladores del hipotético paraíso en el Sahara. Con esto, los mismos hongos que se utilizaron desde hacía milenios pudieron haber dado origen al mito del Soma: los hongos psilocíbicos. Así, la religión basada en ese tipo de hongos, surgida en las destruidas praderas africanas prehistóricas, sería la religión troncal de toda la humanidad.

Fragmento de mi artículo Psiconautas: los viajeros de la mente, segunda parte, publicado por LRV en Julio de 2004.

Botánica del El soma védico:

¿Amanita o ruda & psilocibe?


Recomiendo la lectura de Plantas de los Dioses de Hoffman/Wasson y El manjar de los dioses de McKenna

Además pueden leer sobre el Soma en La Tiendita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada