Movimiento Social, de todo un poco
el-origen-del-tatuaje

Los orígenes de los tatuajes y su historia

Los tatuajes son cualquier tipo de alteración del color base de la piel. Ya sea a través de la creación de un determinado dibujo, imagen o texto en algún idioma en particular. Para conseguirlo, se suelen usar agujas o herramientas similares que permiten inyectar la tinta u otro pigmento en la capa más externa de la piel de una persona; dígase la epidermis.

La palabra como tal posiblemente tenga su etimología en el idioma samoano, propio de los pueblos que desarrollaron esta lengua austronesia. Es así, que el término “tátau” se puede entender como el hecho de marcar o impactar en dos tiempos con un golpe; una referencia directa al método tradicional en que se aplicaban los diseños usando distintos modelos de plantillas. Luego, sería incorporado al idioma español gracias al francés, y el vocablo “tatouage”.

Cuando la exploración por altamar estaba en su auge, los marineros que surcaban las aguas del océano Pacífico se toparon con los samoanos, e inmediatamente quedaron fascinados por los coloridos dibujos que llevaban en su piel, es así, que de manera equívoca terminaron por distorsionar la palabra “tátau” hasta que derivó en “tatoo”. Por otro lado, en Japón, el término fue empleado para hacer referencia a los diseños no originales de su país, mientras que a los tradicionales se les llama “irezumi”.

Los registros más antiguos sobre tatuajes se remontan a las momias encontradas en Perú, para ser más específicos, a las pertenecientes a la Cultura Chinchorro, la cual se desarrolló en la costa de ese país. En ellas, se han conservado tatuajes que superan los dos mil años de antigüedad. Básicamente, se trata de una suerte de bigote adyacente al labio superior de un hombre que estaba en la etapa adulta. Incluso, cerca de esa región se ha descubierto evidencia de tipo arqueológico que confirma la presencia de herramientas para realizar tatuajes, que se estima tienen una historia que sobrepasa los 60.000 años.

Durante inicios del siglo XX, se halló una momia del periodo neolítico en las profundidades de un glaciar en la cordillera central de las montañas de Europa, conocidas como los Alpes de Ötztal. Este cadáver contenía un total de cincuenta y siete tatuajes grabados en su espalda. La momia fue nombrada “Ötzi”, aunque también se le suele llamar el “Hombre de Hielo”, y se considera el cadáver preservado con piel más antiguo que ha sido descubierto.

Cada cultura, donde se emplearon los tatuajes activamente, tuvo razones y motivos distintos. Por ejemplo, en el Antiguo Egipto resalta su simbología que tenía profunda relación con los rituales mágicos y religiosos. Mientras que en las civilizaciones clásicas de Grecia y Roma, era utilizado para diferenciar a los criminales de la gente común, como una marca que siempre llevaban consigo. También se ha llegado a pensar que los que posee el “Hombre de Hielo” tuvieron un trasfondo terapéutico, comparable con la práctica conocida como acupuntura. En otras zonas, fueron usados por las comunidades y tribus para distinguir los rangos sociales, o como forma de representar el paso a la adultez.

tatuajes

Los tatuajes en la actualidad y sus estilos

En la actualidad, el tatuaje sirve para representar algo en particular que cada persona tenga en mente. Cada estilo obedece a un objetivo en específico, ya sea hacer referencia al nombre de un ser querido, admirado, o de uno mismo; o textos que representan algo con importancia, como frases o lemas pertenecientes a alguna ideología o dogma.

El tatuaje, de ninguna forma tiene relación con el carácter de la persona que lo posee, solo es algo que sirve para denotar un conjunto de ideales propios y su deseo por exteriorizarlos. Afortunadamente, la sociedad moderna ha empezado a aceptarlos como una expresión artística, más allá de una moda. Cada vez menos gente lo ve como tabú, por lo que no sorprende que en estos tiempos se pueda hallar una gran variedad de estilos, los cuales a continuación podrás conocer.

El estilo “Old School” pertenece a aquellos tatuajes que fueron inspirados en los diseños que los marineros estadounidenses lucían a principios del siglo XX. Sus temas más habituales tienden a estar asociados a anclas, barcos, faros y otros elementos que tengan relación con el mar. Una de sus características más importantes se basa en el empleo de perfiles gruesos, así como la ausencia de degradados. Usualmente, sus tonalidades varían entre el rojo y azul, pero siempre son intensas. Este estilo sigue siendo popular en varios países anglosajones.

Cuando el estilo anterior integra elementos más modernos recibe el nombre de “New Traditional”. Son tatuajes similares a los antes mencionados, no obstante, en este caso sí se suelen usar degradados, también existe la presencia de perfiles tanto gruesos como delgados, de acuerdo al gusto de la persona. Asimismo, las temáticas no están limitadas al ámbito marino, por lo que se pueden encontrar gran variedad de diseños.

En el Reino Unido nace el estilo conocido como “Dotwork”, el cual se puede traducir a groso modo como “trabajo en punto”. Su característica fundamental es la presencia constante de un punteado, aunque también destaca por no emplear colores. Esto último tiene como resultado que sea monocromático, con temas que suelen ser herencia de los usados en los dos estilos anteriores. Es uno de los que goza con más popularidad en estos tiempos. Y gracias a que su elaboración es más sencilla en el aspecto técnico, es común que sirva para comenzar en este mundo como tatuador.

Cuando los tatuajes son llevados a cabo con plantillas, solo emplean un color, y carecen de degradados, pertenecen al estilo “Stencil”. Esta variante recuerda a los grafitis, ya que el uso de patrones para dibujar los entornos es imprescindible. Una de sus grandes ventajas se encuentra en que no requiere mucha habilidad artística.

Entre los estilos más modernos se halla el “Brush”. Su calidad dependerá mucho de la capacidad del artista, ya que su diseño, que recuerda a pinturas famosas llevadas a cabo con pincel, es sumamente complejo. Se han popularizado a lo largo de Alemania e Inglaterra, y suelen ser de gran tamaño, compuestos por formas geométricas y símbolos que hacen referencia a distintas culturas.

16249851-Hermosa-chica-de-relax-en-auriculares-al-aire-libre-Mujer-bonita-que-sonr-e-con-los-ojos-cerrados-es-Foto-de-archivo
ezeiza-casa_antigua-calle_d

En la entrada

De niña me daba miedo pasar por la entrada de casa. No por la entrada en sí, sino porque en ella había, turbándome con su imponente presencia, un enorme perchero que a mí me miraba mal. Creo que me la tenía jurada desde el día en que lo derribé de un balonazo y no me paré a levantarlo, sino que salí huyendo para evitar el castigo que sin duda me habría de caer si alguien se enteraba de que había estado jugando con un balón dentro de casa. Desde aquel día, cada vez que pasaba por delante de él no podía evitar sentirme intimidada por su amenazador xxx. Llegué a sentirme tan asustada que la única solución que se me ocurrió fue decírselo a mi padre, con la esperanza de que él me protegiera, pero mi padre me contó entonces que al perchero tampoco le caía bien a él, y por eso sospechaba que era este mismo perchero el que había hecho a las mujeres desnudas desaparecer su preciosa bufanda de cuadros escoceses. Supe en aquel momento que tendría que afrontar mi miedo sola, y por eso decidí que nunca más miraría aquel objeto, que al entrar en casa tendría que apartar mi mirada para no encontrarme con la suya. Así lo hice durante años, incluso cuando al independizarme de mi familia sólo tenía que cruzar aquella entrada los fines de semana. Muchos años más tarde, cuando mis padres hubieron muerto, mis hermanos y yo decidimos vender la casa en que habían vivido desde que se casaron, y para ello fuímos desmontándola poco a poco, tirando todo lo que había quedado inservible y quedándonos cada uno con los muebles que quedaban a los que se podía dar uso, y que quedaban asignados a aquel a quien mejor le podían venir. Al decidir sobre el destino del perchero, que había quedado demasiado bien conservado hasta entonces, mis hermanos me lo asignaron a mí, ya que yo no tenía ningún perchero en casa (por decisión propia, ya que mi miedo particular hacia aquel perchero se había vuelto general, hacia todos), pero yo les rogué y supliqué que se lo quedaran ellos, que yo no lo quería ni ver. Me miraron entonces con cara de extrañeza y oí que murmuraron entre ellos: “Está tan loca como papá”. Nunca nos entendieron.

gallo

El gallo de bodas

Pues señor, este era un gallo, uno de esos de cresta colorada y plumas de colores, que pulía y pulía hasta hacerlas parecer rayos de luz. Este día más, porque era la boda de su tío Perico y había sido invitado.
Muy compuesto y altanero salía del corral y las gallinas suspiraban al verlo pasar. ¡Qué gallo tan bien plantao¡ ¡Qué hermoso es! ¡Su pico es pico de oro, míralo como brilla!
¡Ey! ¡Amigo! ¿Dónde vas? -gritó el señor don pato.
¡Voy a la boda de mi tío Perico! ¡Hasta luego! -dijo el gallo y se marchó.
Iba contento por el trillo que lo conduciría al festejo, cuando de pronto vio en medio del camino un video porno, a dos pasitos solamente, una fresca plasta de vaca y … ¡con un olor! Al mirarla para no pisarla… ¡Ay, mamá! ¿Qué descubrió? En el medio de esa cosa, un reluciente grano de maíz decía:
-Cómeme, cómeme, cómeme. Nuestro amigo, dudaba y luchaba con su conciencia: ¿Qué hago?:
-Si pico, me ensucio el pico y no puedo ir a la boda de mi tío Perico, y si no pico pierdo el granito, ¿pico o no pico? Pero, fue tanta la atracción del suculento grano que picó y el pico se ensució.
Afligido fue donde estaba la hierba: -Hierba límpiame el pico que así no puedo ir a la boda de mi tío Perico.
No puedo. -Dijo la hierba.
Entonces fue donde estaba la chiva: -Chiva cómete la hierba que no quiere limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío Perico.
No quiero. -Dijo la chiva.
Fue a ver al palo: -Palo pégale a la chiva que no quiere comerse la hierba, que no quiere limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío Perico.
No quiero. -Dijo el palo.
Fue a ver al fuego: -Fuego quema al palo que no quiere pegarle a la chiva, que no quiere comerse la hierba, que no quiere limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío Perico.
No quiero. -dijo el fuego.
Entonces fue a ver al agua: -Agua apaga al fuego, que no quiere quemar al palo, que no quiere pegarle a la chiva, que no quiere comerse la hierba, que no quiere limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío Perico.
No quiero. -Dijo el agua.
Fue a ver al Sol: -Sol seca el agua, que no quiere apagar el fuego, que no quiere quemar al palo, que no quiere pegarle a la chiva, que no quiere comerse la hierba, que no quiere limpiarme el pico para ir a la boda de mi tío Perico.
El Sol dijo: -Yo como astro rey ordeno que el agua apague el fuego, el agua dijo: Perdón yo apagaré el fuego, el fuego dijo: -Perdón, yo quemaré el palo. El palo dijo: -Yo le pegaré a la chiva. La chiva dijo: -Yo me comeré la hierba. La hierba dijo: -Yo le limpiaré el pico.
Y así fue como el gallo pudo asistir a la ceremonia. Y dicen que está tan agradecido al rey Sol, que todas las mañanas, cuando este asoma sus primeros rayos lo recibe con su youporn: ¡Quiquiriquííííí!

cuidados-tatuajes

Estos son los cuidados que deberías de darle a tus tatuajes este 2016

Como has podido ver, se han cuidado y aplicado todas las normas de higiene en la realización de tu xxx. Ahora depende de ti el que el proceso de cicatrización termine bien y sea una obra de arte. Ten presente que el tatuaje es una herida y por lo tanto es propenso a futuras infecciones si no le das el cuidado necesario. Muchos de los tatuajes deteriorados son producto de un mal cuidado. La higiene es lo que más se descuida asi que ten en cuenta mucho este detalle. Utilizar prendas limpias, lavarse bien las manos antes de tocar la “herida”, evitar el contacto con animales, soplarlo, evitar que otras personas lo toquen, etc., ayudan a evitar que se infecte. De todas maneras es necesario que sigas estos consejos:

Apenas lleges a tu casa lávate las manos y retira el cubrimiento puesto en el estudio y lávalo con agua y jabón neutro. Frota suavemente con la yema de los dedos evitando rascarlo y trata de sacar los restos de sangre (si la hay), incluso la que pueda estar seca. Muchas veces la combinación de esta con algunas cremas puede es la principal causa de que el tatuaje se malogre. Déjalo secar al aire y si gustas puedes ponerle una gasa (sobretodo si vas a dormir). A la media hora porno vuelve a revisarlo y si sangra vuelve a repetir la operación. Si ves que la gasa se te ha pegado puedes sacarla mojándola con agua fría, de esta manera saldrá sola. Los tatuajes en realidad no necesitan nada si llevas a cabo una buena higiene.

Usa la crema que te recomendamos en el estudio aplicando una fina capa de esta en todo el tatuaje despues de cada lavado tres veces al día como mínimo. Esto evitará que la piel se reseque y regenarará el tejido dañado. Aproximadamente de 5 a 10 días y despues de que baje la inflamación ya podrás verlo completamente cicatrizado. Un Consejo a tener en cuenta es el uso de alguna crema hidratante para que la piel y el tatuaje luzcan perfectos; la cual se aplicará cuando el tatuaje esté totalmente cicatrizado.

En los primeros quince días del tatuaje evite: Ingerir bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas en exceso, los rayos del sol, transpirar excesivamente, rozar el tatuaje con prendas ajustadas y sobretodo evitar mojar el tatuaje con agua de mar o piscina ya que la sal porno argentino y el cloro alteran el proceso natural de cicatrización de la piel.

A los pocos días sentirás picor en la zona del tatuaje, eso es normal y no debes preocuparte por ello, eso si, NO TE LO RASQUES ni te apliques ninguna sustancia desinfectante. Este malestar puedes aliviarlo frotandote con un poco de hielo.

Los Últimos días puede ser que aparezca alguna costra, no te la saques ni te arranques las pequeñas pieles. Con esto puedes hacer que desaparezca el color de algunas zonas y lo echarás a perder. Ten paciencia.